Nav view search

Navigation

HACIENDO HISTORIA 10 DE JUNIO 1946/2013

Aquellos sueños de los cuarenta que hoy siguen intactos para seguir brindando servicios de calidad

La institución nace para militar en el fútbol independiente el 10 de junio de 1946 como consecuencia de la reunión realizada en la calle Del Valle nº 623.

Es precisamente la denominación de la calle la que le da el nombre a la Institución en referencia precisamente a Aristóbulo Del Valle que fuera legislador por la provincia de Buenos Aires e impulsor de la creación de la ciudad de Necochea en el año 1881. Merecen destacarse de aquella fundación los nombres de Luis Del Castello, Orlando Di Giorgio, Horacio Fernández, Mario D'ambrosio, Antonio D'ambrosio, Mario Ale, Teodoro Paz, Ernesto Zugazua, Humberto Paz, Oscar Porfiri, Alfredo Davadie, y Antonio Gravino.

Su primer presidente fue Alfredo Davadie y secretario Mario Dambrosio. También ocupó la presidencia con posterioridad Don Antonio Gravino. Se eligieron como colores de la institución el azul y rojo en referencia al club Tigre de Buenos Aires.

El club funcionó hasta mediados de 1949 atravesando un período de inactividad por diez años. El 11 de abril de 1958 se refundó funcionando ininterrumpidamente hasta el día de la fecha. De aquella refundación merecen destacarse los nombres de Juan Manuel Larrayoz, Oscar Pérez, Juan Carlos Zugazua, Oscar Fernández, Humberto Paz, Hugo Gravino, Mario Gravino, Alfredo Dabadie, Luis Del Castello, Oscar Porfiri, Alfredo Bernabé y Walter Omar Pérez, entre otros.

Actualmente continúan trabajando e integran la Comisión Directiva los señores Mario Gravino, Hugo Gravino. De estos primeros años del Club merecen destacarse la adquisición del predio de calle 58 nº 3550 y las primeras obras donde con posterioridad se construyera la vieja Sede Social (1962) bajo la presidencia de Alfredo Astesano.

En la década del 70 cumple un rol fundamental en la institución Mario Gravino que hace nexo entre los viejos dirigentes y los jóvenes que por aquellos tiempos se incorporaron a la institución entre los que se destacan Luis López y Abel Laghezza. Estas tres personas fueron fundamentales para el desarrollo que a posteriori adquirió el Club Del Valle, ocupando las presidencias en distintos periodos por más de veinticinco años.

En 1978 se obtiene la personería Jurídica y el reconocimiento como entidad de bien Público, en este mismo año se consiguen las tierras donde hoy se emplaza el Complejo Las Barrancas. Las gestiones fueron realizadas por Gravino, López y Laghezza, ante la Dirección de Vialidad de la Provincia de Buenos Aires.

Colaboraron desinteresadamente en esta gestión el Agrimensor Raúl Valerdi que se desempeñaba como subdirector de deportes que la comuna y el agrimensor Chiabrando de la Dirección de Vialidad. El predio en cuestión estaba ocupado por cuatro viviendas con carácter de intrusos que con el tiempo se alejaron del mismo, estaba emplazado el viejo puente del Ferrocarril. El puente ferroviario se había convertido en peatonal por cuanto las vías estaban unidas por un chapón que permitía la circulación y comunicaban con otras viviendas que existían en Quequén. En definitiva era un lugar poco deseado a tal punto que el único que las solicitó fue el Club Del Valle.

En 1980 se produce la inundación de la provincia de Buenos Aires. Así fue que desbordó el Río Quequén y derrumbó el puente ferroviario. Es de destacar que el agua no llegó a la altura del Complejo Las Barrancas por estar elevado, el lugar había sido elegido por los ingleses 100 años atrás para construir el puente ferroviario.

El desafío estaba planteado, había que generar los recursos de carácter extraordinario para poder realizar las obras. Sucedía que el Club no poseía instalaciones, circunstancia que derivaba en no poder brindarle servicios a sus asociados, por lo cual no se contaba con una cantidad importante de socios y esto es un circuito que no se produce a la inversa o sea que había que construir primero el club. Así fue que se hicieron más de diez rifas anuales autorizadas y otros tantos de pesca anuales que generaron los recursos de las primeras obras. Desde agosto de 1.986 a la fecha, mensualmente se premia por Lotería Nacional a uno de los asociados. También se contó con la colaboración de empresas y profesionales que lo hicieron desinteresadamente, en definitiva, con la comunidad de Necochea que creyó en la propuesta del Club Atlético Del Valle.

Precisamente el slogan era "Ud. puede creer en Del Valle".

En el Complejo Las Barrancas se destacan los siguientes periodos:

  • Año 1987: Inauguración de las canchas de tenis.
  • Año 1988: Inauguración de las piletas y vestuarios.
  • 10 de Enero de 1989: Inauguración oficial del Complejo Las Barrancas.
  • 9 de Agosto de 1992: Inauguración de los juegos infantiles.
  • 9 de Febrero de 1997: Inauguración de la Botera.
  • 27 de Noviembre de 1999: Inauguración Salón de Fiestas.
  • 20 de Diciembre 2003 Inauguración cercado y entradas del club (por calle 66).